Nomophobia, la adicción a tu smartphone

La utilización del teléfono móvil se ha convertido en algo más que realizar o atender una llamada. Las redes sociales, las aplicaciones móviles, la utilización de juegos para pasar el tiempo mientras viajas en transporte público, el poder escuchar tu música favorita en cualquier momento y en cualquier lugar, estudiar, comunicarte con tus amigos por whatsapp, leer, etc. son algunos de los ejemplos de cómo los teléfonos móviles han entrado a formar parte de nuestra vida. Difícilmente vamos a encontrar a alguien a nuestro alrededor que no tenga un móvil.

Sin embargo, como todo en la vida, los excesos son malos, y el llegar a ser dependiente de las nuevas tecnologías también puede acabar generando una adicción. Cuántas veces hemos quedado con amigos que son incapaces de dejar el móvil tranquilo durante una cena, o incluso podemos apreciar cómo cruzando una calle hay gente que no aparta la vista de su móvil. 

Pues bien, aquí aparece la palabra “nomophobia” (que proviene del inglés no-mobile-phone phobia). Esta palabra ha aparecido a raíz del aumento de la dependencia psicológica hacia estos aparatos.

La nomophobia tiene como síntomas los sentimientos de pánico o desesperación que aparecen cuando no tienes cerca tu smartphone, no puedes estar concentrado en el trabajo o bien charlando tranquilamente con tus amigos. Necesitas estar constantemente mirando el móvil por si hay nuevas notificaciones o a veces crees que ha sonado tu teléfono y no ha sido así.

El Dr. David Greenfield, profesor de Psiquiatría de la facultad de Medicina de Connecticut, comenta que la dependencia a tu smartphone es parecida a otras adicciones en las que hay un descontrol de la dopamina. La dopamina es una hormona y un neurotransmisor que cumple unas funciones muy concretas en el sistema nervioso central. La mayoría de sus funciones se desarrollan en el cerebro, interviniendo en actividades como el comportamiento, el sueño, el humor, el aprendizaje y aspectos de la atención.

El Dr. Greenfield comenta que cada vez que obtienes una notificación en tu teléfono móvil se produce un pequeño incremento de dopamina que te indica que quizá te ha llegado algo que es interesante, que lo tienes que mirar, tanto si es un mensaje de alguien que te gusta, un email, etc. Como no sabes cuándo lo vas a obtener o qué es lo que va a ser, hacemos que el cerebro esté pendiente de ello.

Según una encuesta realizada por The Huffington Post and YouGov  el 64% de jóvenes entre 18 y 29 años se queda dormido por las noches con la tablet o el teléfono móvil en la cama.

Según una entrevista realizada por Harris Interactive en 2013  el 63% de las personas que respondieron confesaron que miraban el móvil una vez cada hora para ver si tenían algún mensaje o llamada, mientras que el 9% respondió que miraba el móvil cada 5 minutos.

Hay una aplicación llamada Menthal  que te ayuda a saber cuántas horas pasas pegado a tu móvil.

¿Cuántas horas dedicáis al día a vuestro móvil?, ¿consideráis que sois adictos y no podéis vivir sin él?, ¿para qué utilizáis vuestro móvil?.

Imagen de Esther Vargas en Flickr.

Imagen de Esther Vargas en Flickr.

Buscador de posts

Introduce la palabra o tema que quieres buscar y continua leyendo nuestro contenido.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en DMO. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Gracias por ayudarnos a mejorar.
OK M?s informaci?n